Psicologia

Compras compulsivas: ¿ Eres adicta a las compras?

Por:   | 

¿ Eres adicta a las compras?¿Sientes una necesidad irrefrenable por adquirir cosas superfluas?, las compras compulsivas se han vuelto un problema que cada vez afecta a más personas de todas las edades y de cualquier rincón del planeta.
Hay fechas donde los comercios ponen precios más económicos e incentivan el consumo; esta sin duda es una buena opción para adquirir productos necesarios a menor precio, pero ¿y si no es cuestión de necesidad? Si llega a ser una trampa para aquellas personas que compran de manera compulsiva. Puede que seas adicta a las compras cuando comprar no cubre una carencia, y se vuelve una necesidad de comprar por comprar.

¿Qué es el síndrome de compra compulsiva?

Bautizado como oniomanía o shoppingmania, el síndrome de compra compulsiva es una alteración del comportamiento con altas dosis de adición; donde una persona es incapaz de controlar sus impulsos que le llevan a comprar. Esta comprar de manera compulsiva hace que la adicta a las compras este fijada en un determinado objeto, bien o servicio.

La adicta a las compras tiene una tendencia imparable a adquirir toda clase de artículos de su gusto ya sean zapatos o bolsos. O puede estar asociada al hecho de comprar por comprar, dando igual el tipo de producto.

La oniomanía es un trastorno psicológico donde los enfermos sienten un deseo desenfrenado por comprar sin una necesidad real, y se produce principalmente en personas que padecen trastornos anímicos. Hay cierta relación con la tendencia a la depresión o una baja autoestima aunque estamos hablando claramente de una anomalía incontrolable, esto no quiere decir que cualquier persona que compre mucho lo padezca.

adicta compras compulsivas

La satisfacción

Al igual que cualquier vicio la compra genera en la persona adicta una rápida satisfacción y sensación de tranquilidad, así llena el vacío que siente, su vida cobra más sentido y borrar temporalmente los problemas.

¿Qué hace con lo que compra?

Una persona que sufre esta enfermedad de manera real compra cosas que acumula y no le da uso, en muchas ocasiones los objetos que compra los destruye o esconde, la persona afectada se da cuenta de su compulsividad y siente vergüenza. Para paliar el sentimiento de culpabilidad el oniómano vuelve a comprar. La persona adicta a las compras entra en un círculo vicioso.

¿Eres adicta a las compras?

La persona modelo que es adicta a las compras compulsivas sería una joven que no le falta nada con respecto a la parte material, que tiene una familia con posición económica de media alta o muy alta. No tiene problemas con lo que gasta así que no tiene que dar cuentas a nadie. Ella sale con amigas que les gusta ir a la última moda y tienen un nivel económico similar al suyo. Todo lo que aflora al mercado de nuevo es comprado sin miramiento.

Con este proceder que hemos explicado antes, si ves a tu hija que empieza a gastar más de la cuenta,coge dinero a escondidas, y lo malgasta en cosas que no utiliza y después de tanto acumular desecha, tienes que saber que puede tener un problema de compra compulsiva.

Aunque se da con más facilidad en jóvenes no te extrañe que alguna amiga ya madura y bien entrada en los cuarenta suele compre todo lo que se encuentre a su paso, adquiriendo casi a diario prendas que ni siquiera va a utilizar.

¿Cómo se trata la persona adicta a las compras?

Es probable que la persona afectada empiece a perder toda su fortuna comprando de manera compulsiva hasta que al final acuda a un especialista. La opción es la psicoterapia que es necesaria para superar la oniomanía, ya que si no se aplica la compra compulsiva puede persistir una temporada muy larga, o hasta toda la vida.
Como todo, la oniomanía va de la mano de otros motivos asociados como son el miedo, depresión, las carencias emocionales, la soledad, y un largo etc. Al final la compra se usa para evadir todas estas situaciones egoicas. Por eso que las más afectadas son las personas jóvenes, las adolescentes que en muchas ocasiones no encajan en grupos, se aíslan socialmente o tienen un mal referente en sus amigas y por supuesto con opción a poder comprar lo que quieran y cuando quieran.

Si te sientes identificada con el post cuentanos tu experiencia, que te vamos a ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.